Importancia de renovar el aire de una estancia para mantener un ambiente saludable

Ahora que pasamos más tiempo en casa que nunca debido al confinamiento, es muy importante garantizar la calidad del aire del interior de las viviendas.

Ahora que pasamos más tiempo en casa que nunca debido al confinamiento, es muy importante garantizar la calidad del aire del interior de las viviendas. Convivimos días enteros juntos y es normal que el aire se recargue más de lo habitual. Ante esta situación sin precedentes, es recomendable ventilar los espacios comunes todos los días, siempre que se pueda.

Si queremos que el aire de las habitaciones de nuestras casas sea saludable, Ventum recomienda la instalación de puertas y ventanas de calidad para que ayuden a ventilar fácilmente y, al mismo tiempo, aporten el máximo aislamiento acústico y térmico.

Las ventanas abiertas nos aportan numerosas ventajas, ya que ventilar una habitación es primordial para evitar los malos olores, deshacernos de sustancias perjudiciales para nuestra salud y, además, reducir la sensación de ahogo que puede producirnos tantas horas de aislamiento.

Normalmente, decimos que el aire está viciado cuando un espacio está cargado en demasía por dióxido de carbono. Si abrimos las ventanas conseguimos:

  • Regular la humedad y evitar la sequedad
  • Oxigenar el aire al reducir la concentración de CO2
  • Dar paso a los rayos solares ultravioleta que transmiten calor y ayudan a desinfectar ante la presencia de algunos organismos.
  • Minimizar la presencia de polvo, ya que, cuando ventilamos, los malos olores y otras partículas son arrastradas por la corriente de aire.

Si no dejamos circular el aire correctamente, corremos el peligro de que se forme moho por culpa de la humedad. Como consecuencia, aumentará el riego de alergias, tendremos la sensación de respirar mal y estaremos favoreciendo la aparición de infecciones y gases contaminantes.

¿Cómo puedo ventilar correctamente una habitación?

Se aconseja ventilar las habitaciones 10 minutos al día por lo menos, para que corra el aire. Cuanta más gente conviva en la casa o cuanto más pequeña sea la estancia, más tiempo y con más frecuencia se recomienda esta rutina.

  • Cocinas y baños: hay que ventilarlos cada vez que se usen
  • Salones y comedores: airearemos estas habitaciones dependiendo de su uso, tamaño, clima, estación del año… Ventila estas estancias durante las horas de calor en invierno. Sin embargo, si es verano, recomendamos airear por la noche.
  • Dormitorios: aconsejamos ventilar las estancias nada más levantarnos para deshacernos del aire cargado generado durante la noche. Si es posible, no está de más abrir un poco las ventanas un rato antes de dormir.

Mantener una calidad de aire óptima en casa es posible si contamos un buenos sistemas de puertas y ventanas que ayuden a ventilar las habitaciones de manera rápida y fácil, al tiempo que garantizan el mejor aislamiento acústico y térmico. ¡Consigue un hogar cómodo, seguro y ecológico!

Abrir chat
¿Necesitas que te ayudemos en algo?
¿Hablamos?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?