Como elegir ventanas seguras para tu negocio y tu hogar

Es fundamental que en nuestro hogar y negocio nos sintamos seguros, y para que esto sea una realidad debemos de comenzar por nuestras ventanas.

Mantener un lugar seguro y protegido es primordial para todos y cada uno de los propietarios de una vivienda y, en el caso de los negocios, no es para menos, ya que todos los días por todo el mundo suceden gran variedad de hurtos y, en su mayoría, han sucedido por no contar con una ventana segura.

La seguridad de las ventanas comienza con una buena selección de los materiales de la perfilería y el tipo de acristalamiento e incluso se pueden incluir funciones de seguridad avanzadas como es el caso de los sistemas de alarma.

Tal vez te encuentres un poco perdido y no sepas cuál es la ventana que te aportará una mayor seguridad. ¡No te preocupes! En Ventum te contamos cuáles son las características que tiene que tener tu ventana para que estés totalmente protegido de posibles robos.

¿Cuáles son las ventanas más seguras?

Según su apertura

Aunque no lo creas, el tipo de apertura que tenga tu ventana influye mucho en la seguridad que aporta esta. Las más recomendables son:

Ventanas abatibles
Las ventanas abatibles son las más empleadas en todos los hogares y negocios de la actualidad. Con bisagras en el costado del marco de la ventana, las ventanas abatibles tienen cerraduras manuales que solo se pueden abrir desde el interior. Estas cerraduras en forma de gancho son un componente central del marco de la ventana, lo que las hace extremadamente difíciles de romper.

Ventanas de guillotina doble
Este tipo de ventanas cuenta con dos marcos ajustables de forma independiente. Ofrecen estándares flexibles y altos en lo que respecta a la seguridad, desde un equilibrio fácil de usar que le permite operarlas fácilmente hasta una presión extensiva que las mantiene en su lugar en cualquier punto dado a lo largo del riel.

La instalación adecuada es vital para todo tipo de ventanas. Si la ventana no se abre o cierra con suavidad, la seguridad de la hoja podría verse comprometida. Si este es el caso, debes de ponerle solución cuanto antes.

Atendiendo a su material

La elección del material de la ventana es un factor fundamental, ya que cómo te habrás podido imaginar unos son más resistentes y duraderos que otros. Este es el caso del PVC.

Las ventanas de PVC presentan una gran cantidad de beneficios además de su gran seguridad:

Aislamiento: Las ventanas de PVC son excelentes aislantes tanto térmico como acústico. Esto significa que el silencio en tu hogar para descansar o bien la concentración en tu negocio no se verán interrumpidos por molestos ruidos del exterior , y el ambiente de tu hogar se verá menos afectado por los cambios de temperatura exterior.

Aislará tu casa y lugar de trabajo correctamente y no tendrás que desperdiciar dinero en calefacción o aire acondicionado. Notarás estos grandes beneficios en las facturas de la electricidad.

Gran resistencia y durabilidad: El PVC es un material muy resistente que aguanta todo tipo de golpes y arañazos, por lo que mantendrá tu hogar seguro y mantendrá a raya los posibles ladrones que puedan haber por tu zona. Además cuenta con una gran resistencia a la corrosión, por lo que la lluvia y la humedad no harán que tu ventana se vea afectada, mantendrá su estética como el primer día.

Sencillo mantenimiento: Las ventanas de PVC tienen el más sencillo mantenimiento que te puedas imaginar, bastará con que le pases un trapo húmero para mantener tu ventana impecable. No tendrás que comprar productos específicos para ello.

Son ecológicas: Si bien muchas personas creen que la producción de ventanas de PVC es mala para el medio ambiente, en realidad no es así. El PVC no desprende sustancias tóxicas durante su producción , por lo que es mucho más respetuoso con el medio ambiente que otros materiales.

– Versatilidad: Tradicionalmente se piensa que la perfilerías de estas ventanas solo ofrecen un solo color, el blanco, pero también puedes encontrarlas en una variedad de otras tonalidades. Incluso puedes comprar ventanas que tengan diferentes acabados y texturas.

Escoge el tipo de vidrio idóneo

Puedes mejorar la seguridad de tus ventanas enormemente centrándote solo en el vidrio de las mismas. El vidrio laminado, por ejemplo, se fabrica con vidrio de doble panel, que se compone de una membrana interior resistente a los impactos situada entre los paneles.

También el doble y triple acristalamiento ofrecen una seguridad mayor, ya que cuentan con más de una hoja de vidrio (lo que acostumbran a tener las ventanas convencionales). Además esto incrementará el aislamiento térmico y acústico de tu hogar, brindántote así un mayor confort.

También para obtener una mayor privacidad y no puedan ver tu hogar desde el exterior existen vidrios tintados, los cuales cuentan con una mayor opacidad.

Medidas de seguridad adicionales

En tus ventanas tienes la posibilidad de instalar una cerradura, las cuales son ideales para aumentar la seguridad en tu hogar y negocio con posibles robos.

Otra medida de protección sería incluir rejas y barras de hierro en tus ventanas, las cuales harán que tu ventana sea impenetrable, ya que para poder acceder a tu hogar tendrán que lidiar con ellas además del vidrio de la ventana.

También puedes incluir un sistema de alarma, el cuál te avisará si alguien rompe el cristal de tu ventana o bien intenta forzarla para su abertura.

 

Si tienes en cuenta todas estas medidas de protección podrás contar con la seguridad que necesitas en tu hogar y negocio.

Abrir chat
¿Necesitas que te ayudemos en algo?
¿Hablamos?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?