Con estos vidrios de máxima transparencia, excelente aislamiento térmico y protección contra la radiación solar, conseguimos un ahorro considerable

Vidrios de doble y triple acristalamiento

El aislamiento térmico no sólo ayuda al confort, sino también a reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. Es por esto por lo que el Estado y las Comunidades Autónomas exigen la instalación de doble acristalamiento con baja transmisión térmica.

Gracias a estos vidrios conseguimos un ahorro de hasta un 40% de aire acondicionado en verano y un 60% de calefacción en invierno.

Al hablar de doble acristalamiento, los encargados de reforzar el aislamiento térmico son la cámara de aire y una composición con vidrio bajo amisivo.

El aislamiento acústico

Las ondas sonoras que se transmiten por el aire van perdiendo intensidad por los obstáculos que atraviesan. El deterioro de las mismas es más rápido si tiene que penetrar distintos materiales con distintos espesores. Así concluimos que con sólo cambiar una de las lunas de 4 mm por una de 6 mm ya conseguimos mejorar el aislamiento acústico.

Para lograr mayores niveles de reducción acústica disponemos de vidrios laminares, consistentes en unir dos lunas mediante un butiral (vinilo), que al ser un material distinto al vidrio, alcanza una atenuación acústica sobresaliente. Además estos vidrios aportan una seguridad adicional por la resistencia que forma la lámina entre los vidrios.

Siéntase más seguro

La intrusión en su espacio privado, causa traumas psicológicos que son a menudo mas graves que los daños materiales.

Los equipamientos anti-robo de las ventanas y puertas con cierre perimetral, la protección antiperforación que evita el taladramiento y la manilla con llave, dificultan la entrada al ladrón, que por lo general, si en un plazo máximo de 2 minutos no lo ha conseguido, desistirá de entrar.

La conbinación con los vidrios de seguridad disminuyen el riesgo de lesiones por rotura casual e incrementan el aislamiento acústico.

Síganos en las redes sociales

¿Qué necesitas?: