Cómo limpiar puertas y ventanas de doble acristalamiento

En Sevilla existe un gran número de opciones disponibles para elegir puertas y ventanas. En VENTUM HOME somos expertos y nos hemos convertido en un referente dentro del sector. Una vez se han instalado las puertas y las ventanas adecuadas, surge otra responsabilidad: mantenerlas limpias.

Afortunadamente, en Sevilla existe un gran número de opciones disponibles para elegir puertas y ventanas. En VENTUM HOME somos expertos y nos hemos convertido en un referente dentro del sector. Personalizamos la atención al cliente dependiendo del tipo de casa, negocio, local o las preferencias particulares de cada usuario. Una vez se han instalado las puertas y las ventanas adecuadas, surge otra responsabilidad: mantenerlas limpias.

Desde nuestra experiencia, podemos afirmar que las puertas correderas y ventanas de doble acristalamiento requieren poco cuidado y mantenimiento. La mejor forma de mantenerlas es con una buena limpieza.

VENTUM HOME te aconseja que sigas estos sencillos pasos limpiar y dejar relucientes tus puertas y ventanas de doble acristalamiento:

Limpieza de las guías y la zona de deslizamiento

  • Empieza por sacar las puertas y ventanas, bien manualmente, bien con la ayuda de una herramienta especializada que podrás encontrar en tu ferretería de confianza. El objetivo principal es sacar las piezas de las guías y retirarlas.
  • Puedes utilizar una aspiradora o un cepillo de limpieza para eliminar el polvo y otras partículas de suciedad que encuentres en las guías por donde se deslizan las puertas y ventanas.
  • Es recomendable utilizar una solución antioxidante para eliminar el óxido, siempre que sea necesario.
  • Si observas que las guías tienen una capa gruesa y grasienta que le dan un aspecto pegajoso y antihigiénico, debes quitarla con un cepillo y, a continuación, limpiarla con un paño de algodón.

Limpieza de las puertas y ventanas de doble acristalamiento

  • Una vez que la zona de deslizamiento está en condiciones óptimas, es hora de limpiar las puertas y ventanas de doble acristalamiento. Para ello necesitarás una solución de jabón, papel de cocina y un paño de algodón. Rocía la solución sobre los cristales y límpialos con el papel de cocina. A continuación, enjuaga con abundante agua y seca con el paño de algodón.
  • No te olvides de limpiar adecuadamente también las ruedas bajo las puertas y ventanas de doble acristalamiento.
  • Por último, vuelve a colocar las piezas en su lugar original y disfruta de un brillo incomparable.
Abrir chat
¿Necesitas que te ayudemos en algo?
¿Hablamos?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?