Cómo aislar tus ventanas de madera

Desde tiempos inmemoriales nos hemos preocupado por tener casas aisladas de las inclemencias del tiempo, inventando nuevos materiales y nuevas formas de construcción. Aunque las ventanas de PVC son un estándar al que cada vez más gente se apunta, lo cierto es que hay personas que ya sea por estética, por conservación del entorno o por simple nostalgia, no quieren renunciar a sus viejas ventanas de madera. Este artículo lo dirigimos a estas personas.

Desde tiempos inmemoriales nos hemos preocupado por tener casas aisladas de las inclemencias del tiempo, inventando nuevos materiales y nuevas formas de construcción.

Aunque las ventanas de PVC son un estándar al que cada vez más gente se apunta, lo cierto es que hay personas que ya sea por estética, por conservación del entorno o por simple nostalgia, no quieren renunciar a sus viejas ventanas de madera. Este artículo lo dirigimos a estas personas.

La importancia del aislamiento

Los factores que afectan a la fuga de calor de la vivienda son muchos:

  • La conductividad térmica de muros, suelo y techo
  • La conductividad del calor del sol a través de las ventanas
  • La pérdida de calor a través de poros, grietas o huecos.
  • Y cómo no, el más importante: puertas y ventanas.

Se sabe que las ventanas son el auténtico punto débil de cualquier aislamiento térmico. Unas ventanas pobremente aisladas pueden llevar hasta un cincuenta por ciento de pérdidas de calor, por lo que el aislamiento de estas ventanas antiguas de madera es imprescindible si queremos ahorrar en la factura energética.

Cómo aislar tus ventanas de madera

La huida del calor hacia el exterior casi siempre viene dada por pequeños huecos y rendijas por los que se cuela el frío. Todos los métodos básicos de aislamiento se basan en la eliminación de estos pequeños desperfectos a fin de evitar las fugas.

En cualquier tienda de bricolaje podrás encontrar burletes autoadhesivos. Son económicos y fáciles de conseguir. Tienes que tener cuidado al montar los burletes, prestando especial atención a la precisión de la aplicación, eliminando arrugas y huecos.

La instalación de estos burletes está al alcance no sólo de los manitas, sino también del más manazas. Sólo tienes que tener paciencia y cuidado, poniéndolo de forma que no quede ningún tipo de hueco o burbuja que pueda facilitar la fuga de aire cálido.

Abrir chat
¿Necesitas que te ayudemos en algo?
¿Hablamos?
Hola, 👋
¿En qué podemos ayudarte?